Se agregó correctamente a su carrito.

Carrito

El embarazo es una etapa muy importante en la vida de la mujer, llena de momentos maravillosos, pero también de momentos difíciles que, unidos a los cambios hormonales que se sufren, pueden volverse situaciones realmente duras. Si, además, nos creemos todos los mitos relacionados con cosas que no debemos hacer en esta etapa, llegará un momento en el que pensemos que lo mejor es quedarse en la cama sin hacer nada. Aquí van algunos de esos ejemplos más comentados;

1.“Hay que dar a luz tumbada boca arriba”. La pelvis y el sacro son móviles, pero en esta posición el sacro no estaría todo lo móvil que debería, por lo tanto, para dar a luz se recomiendan posiciones en las que el sacro esté libre/móvil.

2.“Beber leche para tener mejor lactancia”. No hay que hacer nada para producir más leche. La mejor receta es la lactancia a demanda, tal y como explica El Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría.

3.“No puedes hacer ejercicio, y menos en el primer trimestre”. “No puedes hacer esfuerzos”. Es conocido que hasta la semana 12 existe un alto riesgo de aborto, pero la ACOG señala que nunca va a ser culpa del entrenamiento, de hecho, el sedentarismo puede favorecer más el riesgo de aborto que la actividad física. Siempre hablamos de un ejercicio controlado y supervisado por un/a profesional especializado/a en entrenamiento en embarazo.

4.“Si tienes acidez es que el bebé tiene mucho pelo”. A medida que el útero aumenta de tamaño, se va «haciendo hueco» y desplaza el estómago y el diafragma hacia arriba, lo que favorece la pirosis, por lo tanto, nada tiene que ver si el bebé que crece dentro del útero materno tiene más o menos pelo.

5.“Se puede detectar el sexo del bebé por la forma de la barriga». El útero de cada mujer tiene una forma diferente y el crecimiento uterino presentará diferentes formas que no tienen nada que ver con el sexo del bebé.

6.“Hay que comer por dos” La ACOG dice que después de la semana 13 de embarazo son necesarias 300 kcal extras para cubrir las necesidades propias del embarazo, pero en la sociedad en la que vivimos casi cualquier persona consume más de 300 kcal en su día a día, ¡así que mejor no hacer caso de ello!

7.“Hay que hacer Kegels todos los días”. El entrenamiento del suelo pélvico durante el embarazo es muy importante, pero para saber de qué forma entrenarlo, lo primero es tener una valoración del suelo pélvico realizada por un/a fisioterapeuta especialista, y con su informe las entrenadoras veríamos si es necesario trabajar la fuerza o el tono ya que, por ejemplo, con un suelo pélvico hipertónico estaría contraindicado estar haciendo ejercicios de Kegel todo el día.

8.“Tener penetración durante el embarazo puede hacer daño al bebé”. Tu bebé en desarrollo está protegido por el líquido amniótico del útero, así como también por los músculos fuertes del útero mismo; por lo tanto, puedes tener relaciones sexuales a no ser que se trate de un embarazo de riesgo.

9.“No se debe volar durante el embarazo”. Es un mito que se prohíba viajar en las primeras semanas de embarazo, pero por norma general, la mayoría de las compañías aéreas suele solicitar un justificante médico a partir de la semana 28.

 

Deja una respuesta