Se agregó correctamente a su carrito.

Descubriendo el Feng Shui

Creo que esto nunca antes lo había contado. Soy hija de un médico cardiólogo especializado en Medicina Preventiva, un reputado científico en su campo. Su trabajo es 100% vocacional, por lo que no le gusta “alardear de nada”.

Desde pequeña, esto ya me asombraba bastante. Su concepto de la humildad. Pero lo que más me inspira de él, es su gran apertura mental y su profunda espiritualidad.

Él me llegó a hacer comprender que todo el Universo es energía.

Así, me interesé en conocer si había energías que pudiéramos utilizar para mejorar nuestras condiciones de vida -ya fueran las relaciones, nuestra salud, prosperidad, etc-. En definitiva, en los efectos que otras energías pueden tener sobre nosotros.

Hace unos años, en mi embarazo, no estaba pasando por una buena época personal, y me sentía bastante mal, triste, apagada… en casa. Fue gracias a mi pasión por la decoración de interiores, la medicina china y el cuerpo humano, por lo que descubrí el Feng Shui en un artículo sobre casas en internet. Uno como éste, quizás.

Me fascinó tanto, que me dediqué a estudiarlo en profundidad.

Así que fue a raíz de sentirme mamá cuando empecé a necesitar realmente los beneficios del Feng Shui. Y es que como dicen “las cosas llegan cuando tienen que llegar”.

Y a ti, ¿te gustaría conocer sus mayores beneficios y disfrutar del embarazo y la maternidad de una manera más positiva?

Beneficiándonos del poder del Feng Shui en el embarazo

El hábitat, como el vientre de la madre, debe ser un espacio acogedor que reciba a la familia con amabilidad. Embarazada (y una vez tengas a tu bebé en brazos), tendrás probablemente más que nunca la necesidad básica de relajarte en un ambiente cálido, armonioso y equilibrado.

Y es que cuidar de tu hogar es cuidar de ti. El Feng Shui tiene la particularidad de proponer, a través de sencillas transformaciones personalizadas, la optimización de tu hábitat.

Deja entrar en casa los beneficios de las energías presentes en la naturaleza y abre la puerta a la felicidad.

Esta técnica milenaria china es precisa, rica, y te guiará, paso a paso, para identificar los cambios que debes llevar a cabo para instaurar equilibrio y suavidad.

¿Sabías que el lugar que elegimos como vivienda, se cree que no es por azar, sino por experiencias que debemos vivir y de las que aprender? Por eso, el Feng Shui nos permite pasar de la inconsciencia (en el sentido de no ser conscientes de haber elegido un lugar por azar) a la consciencia activa de quién eres en realidad, dónde está tu lugar en tu casa y con tu familia.

Una mujer embarazada desarrolla cierta sensibilidad hacia su entorno. En esta etapa, se manifiestan todos sus sentidos, y además necesita su lugar de bienestar, de recogimiento…

Se trata de unos meses en los que el Feng Shui puede ayudarte a conseguir este “nido” que tú como mamá y tu bebé necesitáis, ya que es una gran herramienta de desarrollo personal, adicional al pensamiento positivo.

Un embarazo Feng Shui es posible

Mi primer embarazo no fue fácil, pero me permitió darme cuenta de la profundidad personal de ayuda que aporta el Feng Shui en esta etapa clave en nuestra vida, aportándonos un ambiente acogedor y de serenidad.

El embarazo es un momento en el que necesitamos cuidar de nosotras misma quizás más que nunca, de encontrarnos en un lugar que traiga vida. Unos meses en los que se abren todos nuestros sentidos y estamos más unidas a la tierra que nunca.

¿Te has preguntado alguna vez qué metemos realmente en nuestra casa? No solo metemos nuestra cama, sino también nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro. Nuestros sueños.

Una persona que no se encuentra bien en su casa (o que tiene un compañero que ocupa mucho espacio en su embarazo) necesita todo ese espacio para el amor, la dulzura y la llegada de ese ser tan amado.

Consejos para un embarazo agradable y en forma.Descúbrelos para vivir un embarazo placentero y saludable.

Lo primero de lo que nos ocuparemos es de tener una casa sana. Para ello, te animo a seguir estos “tips»:

  1. Para una casa sana, te aconsejo ventilar dos veces al día
  2. Intenta limitar el uso del móvil, wifi, etc. y mantener el receptor lejos de la tripita para proteger a tu bebé
  • Guarda únicamente los productos 100% naturales
  • Organízate para poder tener preparada la habitación de tu bebé a tiempo (al menos, dos meses antes de su llegada a casa)
  • Permite que sea el futuro papá (o la futura mamá) quien se ocupe de las obras y arreglos
  • Si compras mobiliario nuevo para tu bebé, desembálalo y ventílalo a ser posible en el exterior de casa
  • Es preferible que se airee bien esta habitación
  • Ejercicio físico moderado (recomendado por tu médico)
  • Una buena alimentación
  • Y descanso de verdad

Ahora, ya tienes las principales claves para crear un ambiente saludable en casa para ti y tu bebé, un lugar tranquilo y relajante adaptado al período del embarazo.

Si quieres saber más, te animo a leer 7 Claves prácticas para alcanzar tu bienestar y el de tu bebé.

Maddie B.

________________________________________________________________________

Biografía: Después de trabajar más de una década en el sector audiovisual, decidí dejarlo todo para apoyar a otras mujeres en todos los aspectos de su vida con atención plena, educación sobre el Feng Shui y técnicas naturales relajantes.

Me especialicé en Feng Shui y Astrología china, clarificación del espacio y radiostesia. Fundé naturashuii.com, y también estoy presente en las redes sociales.

Trabajo como “blogger” y en este momento, además de dedicarme a realizar asesorías y estudios, me encuentro creando un Retiro familiar de 3 noches en un Castillo familiar en Gerona, donde practicaremos Feng Shui y relajación corporal.

Pronto estaré en el foro de Espíritu Alternativo en Barcelona, donde ofreceré apoyo en el hogar para familias de bebés recién nacidos y peques que necesitan atención complementaria con Feng Shui.

Todo esto mientras cuido de mi hija Abril de 2 años y medio, a la que llamo cariñosamente “mi primera bebé Shuii».

Deja una respuesta